Comercio y amor de padre

Con menos fuerza que San Valentín o el Día de la Madre, centros comerciales y marcas miman el Día del Padre, un nicho de mercado de 300 millones de euros, nada despreciable en estos momentos de atonía del consumo

DIA DEL PADREwww.estrelladigital.es

Hay más padres que enamorados pero menos negocio, es evidente. Los colegios y sus manualidades y esos regalos como zapatillas, pijamas y corbatas, utilísimos pero con escaso valor añadido, no ayudan al comercio.

Sin embargo, además de ser una conmemoración ya tradicional, los centros comerciales y marcas, en estos tiempos de atonía del consumo, no pueden desatender la fecha. Las marcas, nada más resueltas las cuestas de enero y las rebajas navideñas, empezaron a anunciar productos específicos para los padres.

Con más de 8 millones de padres en nuestro país y un gasto estimado de entre 20 y 40 euros, se trata de un mercado potencial de 300 millones de euros. No es sorprendente que todo tipo de productos, desde los más convencionales a los más modernos, se hayan puesto en el mercado para ocupar este nicho.

La tienda en línea de Volkswagen ofrece desde coches a fundas para iphone. Con el lema “tu padre se lo merece”, la tienda ‘Zonaregalo’ pone a disposición del comprador desde un reloj Viceroy a fragancias de última moda. Los especialistas de venta por internet esperan que el número de visitas crezca en un 75% en estas fechas, especialmente los últimos días de mercado: con red o sin ella, la compra siempre se deja para el final.

La innovación, a pesar de todo, ha llegado a la oferta para padres, tanto en los mercados más tradicionales como en los más recientes. Los vendedores de relojes, por ejemplo, han evaluado que la venta de relojes crecerá un 23% en el Día del Padre respecto al ejercicio pasado, impulsado por el fenómeno de los relojes inteligentes.

Guitarras y Ferraris

Por su parte, los vendedores de regalos de experiencia suelen recibir estas fechas con agrado, ya que suponen un aumento en sus ventas de más de un 25%. Las escapadas románticas, propias de San Valentín, se sustituyen por talleres de guitarra eléctrica o un curso de rally.

“El target son las mujeres”, dicen los asesores de marketing de centros comerciales, páginas de venta o comercios especializados. Hasta la página de la OCU anuncia su servicio OCU plus para la búsqueda de regalos en el día del padre con la foto de una mujer.

A diferencia de lo que ocurre en San Valentín, son ellas las que compran y aquellas cuyo gusto moldean los especialistas, en casi todos los mercados. Un dato que los padres ignoran y para el que no preparan la opción de compra familiar.

Así que muchos padres quizá añorarán este 19 de marzo el folio pintarrajeado del churumbel o de la niña o, tal vez ese carísimo reloj inteligente. Pero lo más probable es que reciban la última fragancia de Bustamente o la conducción de un Ferrari, durante una hora, si es que la madre tira la casa por la ventana.

El origen

Fue en 1953, cuando Pepín Fernández incorporó a los servicios de Galerías Preciados la remuneración del cariño de los padres en forma de regalo. Una costumbre, como otras, importada del mercado americano.

Desde entonces no ha faltado quien denunciara la conversión en fiesta comercial de una celebración tan entrañable. Ecologistas en Acción lo ha hecho un año más, con una convocatoria a un consumo más racional y sostenible.

No todo, empero, es comercio. Hoy, con una marca que promociona regalos en tuiter o sin ella, todos y todas recordarán a sus padres; tampoco habrá padre que no espere que, a lo largo del día, alguien le recuerde. Es sabido que el comercio no empaña el afecto.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>